Libro La Mosca -Benito Perez 2019 - Segunda Edicion
U$D 20.00
SELECCIONAR Y CONSULTAR LUEGO

Me siento orgulloso de ser invitado a escribir el Prólogo de este libro. Conozco al autor desde hace muchos años y, lo"que empezó como una simple inquietud de Benito, buscando rumbas en su afán de producir moscas de calidad, progresó en el encuentro personal. 


Desde la etapa de tenerlo como alumno -debo admitir que resultó uno de tos más aplicados- hasta convertirse en la actualidad en el más imaginativo de los atadores de mosca del país según mi opinión, hemos fortalecido una amistad que espero dure todo lo que me queda de vida. 

Benito Pérez es uno de los pocos pescadores del país que se ha preocupado, en estos últimos años, de estudiar -perdiendo a veces horas enteras de pesca- la vida subacuática que tanta importancia tiene para nosotros, los pescadores con mosca artificial. Los aportes del autor para el conocimiento de la taxonomía de los insectos que componen el diario alimento de las truchas, que tan poco se ha estudiado todavía, no pueden decirse que sean definitivos, pero no se puede negar que son de una gran ayuda para el pescador serio. 

Tal pretensión se ha puesto en evidencia en este libro, que estoy seguro sera de utilidad para todos los que a lo largo y a lo ancho del país, tengan Intención de ser mosqueros. 

Y ahora antes de ahogarme en mis propias palabras, quiero llamar al lector a una reffexión: con todo lo que ha hecho Benito y lo que están haciendo otros amantes de la pesca, ¿que pasará si nos quedamos sin truchas? 

Se va notando una merma, año  tras año, en el tamaño de la trucha promedio;al mismo tiempo se ha incrementado el número de instalaciones, en su mayoría púbíícas, que se dedican a la piscicultura de la trucha Y se re siembran par miles en todos los ambientes; ¿No habrá llegado el tiempo de pensar que tienen para comer esas truchas que se resiembran, quizás en ambientes empobrecidos de su original abundancia de insectos, cangrejos,bagres,puyenes,etc?

 Deberian encararse urgentes estudios de estos peces forrajeros y al mismo tiempo formar técnicos piscícolas capaces de reproducirlos en gran cantidad, para restablecer el equilibrio perdido y de esa forma revivir la época de las grandes truchas que vivimos años atrás.

Finalmente deseo a mi dilecto amigo Benito Pérez, que tenga éxito con su obra, que veo como una incursión importantísima en los conocimientos piscatorios del país y que a este libro siga una larga serie de realizaciones y divulgación sobre la pesca con mosca, en mi querida República Argentina. 

Un sincero abrazo.

Noviembre de 1989 

ALLAN FRASER

DISEÑOGRÁFICOYCOMUNICACIÓN ESM | ENSUSMARCASESTUDIO@GMAIL.COM