En el uso de ninfas y secas de pequeño tamaño, cada vez es más difundida la utilización de distintos materiales de leaders y sobre todo de tippets. En nuestro país es un mercado todavía muy creciente, en donde muchos pescadores prefieren prescindir de los servicios del tradicional nylon cambiándolo por fluorocarbon, cuando desean disimular la mosca lo más posible a la percepción de la trucha. 

Como en toda actividad que realiza el ser humano, existe gran parte de esencia en los cambios que se realizan y gran parte de marketing. Quizás en algunos casos, sea este el caso, es importante analizarlo según cada región en este caso en Mendoza.

El Fluorocarbon es una material inventado en 1969 por Kureha una empresa Japonesa, la patente  del material para tippets y leader fue realizada en 1972, y la primera venta de los mismos fue en U.S.A en 1993.  En donde a partir de ese año su popularidad fue creciendo cada vez más entre los pescadores.

Este material tiene propiedades fantásticas para su uso en la pesca con mosca, vale aclarar que es también muy usado en otras modalidades como spinning y baitcasting.

Creo que toma mayor trascendencia en la pesca con mosca, simplemente por su esencia de engañar una trucha con un montón de pelos y plumas, en donde cualquier aspecto extraño puede hacer cambiar de opinión a la trucha.

Una de sus principales propiedades se deriva del concepto de índice de refracción, este se define como el valor numérico asignado a como la luz se dobla cuando un objeto pasa del aire al agua. Esta tiene un índice de 1.33, el fluorocarbon uno de 1.42 y el nylon 1.62. Entonces podemos decir que el flurorocarbon curva la luz de forma más similar que el nylon teniendo un valor más aproximado al del agua, y por lo tanto brilla y se ve menos.

Un dato importante es recordar que esta propiedad puede ser aprovechada mientras el leader o el tippet este sumergido en el agua, NO EN EL AIRE.

Además de esta fantástica propiedad que va a hacer que disimular la mosca sea mucho más sencillo, posee algunas otras ventajas extras, como ser resistente a los rayos UV, lo que hace que no tengan vencimiento y ni necesidad de guardarlos en lugares sin luz. Por otro lado es un material que posee una resistencia mayor a la abrasión, ya sea de la boca del pez o de los elementos en el agua, es por eso que a parte de sus propiedades ópticas es muy elegido en la pesca de mar. Otro aspecto importante es que posee mayor densidad, lo que ayuda mucho a hundir moscas húmedas con facilidad.

Como posee grandes  ventajas también tiene algunas pequeñas desventajas. Una de ellas es su flexibilidad, ya que es menor que la del nylon, por lo que muchas veces la naturalidad de la mosca se ve afectada por este factor. Otra desventaja derivada de la flexibilidad es la amortiguación al corte, que es casi nula comparada con el nylon.

Un dato muy importante que pude recopilar de una importante página de productos en U.S.A, realmente me sorprendió, y me hace pensar que cada día existen más excusas para usar fluorocarbono. Es la capacidad que tiene el nylon de absorber agua, lo que debilita el material en un 30% luego de estar cierto tiempo en contacto con la misma. Es un dato para nada menor e importante a tener en cuenta. Es otro recordatorio más para hacer lo correcto y revisar o cambiar los tippets permanentemente en una jornada de pesca.

Ahora bien, creo que queda más que claro las ventajas del fluorocarbon con respecto al nylon, obviamente considerando algunos detalles que hacen que en ciertas situaciones el nylon sea la mejor opción. A pesar de sus maravillosas propiedades creo el mercado ha hecho que algunas veces se diga que es extremadamente necesario en ciertas situaciones de pesca. 

Creo que los dos factores muy determinantes como regla general (como toda regla general debe ser tomada como tal y no cumplirá a todas las excepciones) para saber si es realmente necesario el fluorocarbon es la combinación de la velocidad de agua y tamaño del rio. La velocidad simplemente porque la trucha se acostumbra a comer a otra velocidad y su tiempo de decisión es acotada, por lo que una buena deriva con el patrón correcto genera algo más que atractivo para la trucha. El tamaño determina la profundidad y la técnica empleada para lograr una buena deriva. Particularmente pescar en aguas rápidas en arroyos de montaña utilizando fluorocarbon puede ser una ventaja, pero creo que no al nivel de ser determinante si pesco o no, siendo una ventaja indudablemente.

En ríos rápidos, poco profundos y pequeños (como es el caso del 95% de los lugares de pesca de Mendoza) personalmente no creo que el uso de leaders de fluorocarbon marquen ninguna diferencia. Simplemente porque en este tipo de ríos o arroyos pescar colgado es la mejor opción, a que me refiero con eso, pescar solo con el tippet o parte de él, el leader deberá permanecer la mayor parte del tiempo en el aire o en su defecto en la rivera del arroyo, lugar en donde sus propiedades no son una ventaja. Encima por otro lado, en nuestras aguas frías este material tiende a endurecerse aún más, por lo que cuesta estirarlo más que uno de nylon y su transferencia de energía es mayor pudiendo ser más rápidos y agresivos en el aire (con viento  son útiles). Si bien esto puede ser una ventaja para tirar moscas pesadas o de buen volumen, personalmente es la única ventaja que siento que me otorga en estas condiciones determinas de pesca, por supuesto.

Lamentablemente con esto tenemos un factor menos a que echarle la culpa, porque en estas condiciones muy particulares utilizando grosores de nylon acorde al tamaño del anzuelo hacen saber que si no pescamos no es culpa de que no compramos “fluorocarbon”, sino que algo anda mal de la caña hacia atrás.

La combinación de ambos materiales puede ser una buena opción para Mendoza, equiparse de buena cantidad de grosores y largos de leaders de nylon,  comprando algunos tippets de fluororo carbón creo que resolvemos la pesca en Mendoza, siendo criteriosos en los largos de los tippets,  obviamente con respecto a la confección del leader. El que puede acceder a comprar todos, bienvenido sea, pero con algo de criterio podemos balancear las comprar sobre todo en una primera etapa.

En donde el leader de fluorocarbon adquiere mayor protagonismo en aguas más profundas y lentas, primeramente porque la trucha tiene todo el tiempo del mundo para decidir si toma o no la mosca, pero fundamentalmente porque su cono de visión es mucho mayor y es posible que en ese cono, se encuentre la mosca, el tippet y al leader. En este caso si el tippet y el leader son de fluorocarbon obviamente es una gran ventaja.

Además la importancia del fluorocarbon dependerá mucho de la luminosidad del día, mientras más luminoso sea más brillara el nylon con respecto al otro.

Lo importante como toda herramienta, es saber cuándo y porque es mejor usarlo. Comprar por comprar muchas veces nos juega en contra, en el sentido que en el río siempre tratamos de buscar un culpable material al asunto, cuando la mayoría de la veces el problema está en nuestra destreza. Hay herramientas que son esenciales e indispensables, una línea que no corre, un leader corto, tippets muy gruesos, moscas que no están acorde al hatch del momento etc, son factores determinantes y totalmente culpables en el momento que no pescamos. Si salvamos esos detalles, nuestra destreza es buena, nuestros conocimientos son adecuados y en efecto utilizamos estos materiales de mejor performance, obviamente los resultados mejoran en un 100%, siempre y cuando los utilicemos en ambientes en donde marquen realmente la diferencia.


Exequiel Bustos
Guia Pesca con Mosca en Escuela Benito Perez
Instructor de Lanzamiento

 

 

 
DISEÑOGRÁFICOYCOMUNICACIÓN D.G.ELEONORALILLOY | ELEONORALILLOY@GMAIL.COM