El Arroyo Picheuta en Abril 

Temporada 2014-2015

Por: Exequiel Bustos


En la actualidad, en Mendoza, existe un arroyo que nos muestra la ingeniería de la naturaleza en la máxima expresión. Es un arroyo clásico y típico de la Coordillera de Los Andes que además cuenta con mucha historia de pescadores que surcaron sus aguas, obteniendo grandes capturas.

Como todos sabemos, en la mayoría de los cursos de agua del país, se ha producido una reestructuración  en la cantidad y tamaño de  los ejemplares de truchas. Es un fenómeno que cada día se ve más: mayor cantidad de truchas más pequeñas y delgadas.

El  Aº Picheuta ha sufrido grandes cambios en los últimos años –Ver nota: Picheuta, un arroyo con cambios- pero ahora podemos realmente observar las consecuencias de esta obra de arte natural. Los aludes cambiaron el paisaje, reestructuraron el rio, cambió el cauce y por sobre todo modifico el balance trucha-ambiente.  Ya no se ven las truchas flacas que tenía este arroyo en los últimos años, y si se ve alguna es por motivos lógicos de desove.

Es hermoso ver como este arroyo se reinició. Los millones de años de evolución, que han tenido las especies nativas para soportar estos eventos naturales, es sin duda la base que permitió que esto ocurra. La trucha no posee esta capacidad, pero la conectividad de este arroyo con el Río Mendoza hizo que la repoblación sea exitosa y natural. Es por esto que hoy en día encontramos truchas con una sanidad impresionante, como hacía muchos años que no se veía.  Esto evidentemente nos está dando un mensaje claro acerca de la pesca y devolución, y la siembra de salmónidos. Pero eso es arena de otro costal.

La Pesca

El último 22 de Abril fuí junto a Gustavo Nahirñak parte del equipo, a hacer un relevamiento de fin de temporada al mítico Picheuta. Pescamos desde un lugar a unos minutos caminando,  arriba del puente histórico, hasta llegar a las lagunas formadas por los aludes,  próximas a la zona conocida como el “chorro de la vieja”.

Pude observar que la pesca corresponde perfectamente a un final de temporada de una Arroyo típico. Las truchas que se movían con rapidez a una mosca o bien no se asustaban mucho, ya no lo hacen. Como ocurre en muchos arroyos, la caminata y pesca de varios meses seguidos afecta en algo al comportamiento de la trucha. Además que su saciedad es distinta a cuando salen del invierno y el desove.

Habiendo dicho esto, personalmente diría que la pesca continua muy buena. Se las observa activas casi todo el periodo de luz, alimentándose fundamentalmente de pequeñas  Mayflies y caddis. Tienen un promedio de tamaño muy interesante para este pequeño arroyo, agregando que están todas muy gordas y peleadoras, haciendo la pesca mucho más divertida aún.

El uso de moscas y técnicas de ninfas, considero que va a ser lo que nos otorgue mejores resultados. Si bien van a subir a tomar alguna seca, los mejores resultados serán con ninfas. Ninfas como Pheasant Tail, Zug bug, Massarta e incluso algunos modelos dieron muy buenos resultados.

El equipo óptimo, según mi gusto, sería una caña media a lenta de un número entre 2 y 4, de una largo entre 7.6 y 9 pies. El leader elegido en mi caso fue un clásico 9ft terminado en 5x. Tanto pescando con técnicas de ninfa que utilizamos normalmente como con "pesca al hilo"

En cuanto a las especies, este arroyo presenta tanto Arco Iris (Oncorhynchus mykiss) como marrones (Salmo trutta), ambas llegan a interesantes portes. Las primeras están en un estado de salud increíble, cuerpos muy anchos con respecto al largo del cuerpo, con mucha vitalidad exhibiendo muy buenas luchas. El estado de las marrones es similar, pero  debido a la época, ya comenzaron a agruparse en relación al siguiente desove. Esta especie es la que primero desova, haciéndolo entre los meses de Abril y Junio. Este fenómeno anual produce un cambio en la actitud del pez.

En la siguiente foto, se muestra un patrón de mosca “perdigón” que nos dió muy buen resultado. Si le gusta esta técnica y el uso de este tipo de moscas lo invito a probarla.

Bueno espero que le haya gustado este reporte y pueda disfrutar de la pesca de este hermoso arroyo mendocino, que luego de muchos cambios llego a un estado que realmente es un lujo pescarlo. Hay que aprovechar esta época ya que  sus cañones altos,orientación y altitud lo hacen un arroyo muy susceptible al frío de invierno que se aproxima. Nos vemos en el río. 

DISEÑOGRÁFICOYCOMUNICACIÓN D.G.ELEONORALILLOY | ELEONORALILLOY@GMAIL.COM