Futaleufú, el mejor secreto guardado... Patagonia Verde, Chile.

Desde Uman Lodge Produciendo Episodios de Patagonic Waters - ESPN

Por: Pablo Rodrigo Perez 

11988736_466009446920166_2642919721301320721_n

El pueblo de Futaleufú, ubicado al sur de Chile, en la X región de los Lagos, en el extremo norte de la Patagonia chilena. Es conocido mundialmente por el rafting y kayak debido a que una de sus principales atracciones es su bello, prístino y poderoso río llamado del mismo nombre, que el lengua mapudungun significa río grande o gran río.

En este viaje, pudimos descubrir que hay muchos otros tesoros que develar, más allá del rafting o el kayak, los cuales han  sido guardados celosamente  y sólo mostrados a aquellos que realmente aprecian y aman la naturaleza.

El río Futaleufú – es el más caudaloso del mundo luego del Zambeze - nace en Argentina y al poco andar y haber pasado la frontera hacia Chile, se pueden observar las condiciones especiales y únicas que posee para la práctica de la pesca con mosca y el deporte aventura. Lo singular de este lugar entre ríos, lagos y lagunas, es que alberga la mejor calidad de truchas arcoiris, fontinalis y marrones (farios), de la zona, permitiendo al pescador, poder aplicar las técnicas que más le acomoden y obviamente para lo amantes de la estrategia y de la pesca fina, tiene todas las posibilidades de pescar a pez visto, utilizando equipos tan livianos como una línea #3 o  #4. Para los que gustan de grandes trofeos y los peces récord, existen farios de muy buen tamaño y sobre fin de temporada, la llegada de los salmones Chinook hacen más amplia aun las posibilidades de satisfacer al más exigente pescador, por esta razón, Futaleufú debe estar si o si, en tu calendario de pesca, es un lugar que hay que conocer y disfrutar.

 

Mi primera impresión al ver esté río tan caudaloso, es alejarme mentalmente de la posibilidad de ser óptimo para pescar con mosca, para mi sorpresa esto no fue así, a partir de lo vivido en este emblemático paraje sureño, pasa a ser uno de los más bellos que haya pescado en Chile, el micro clima de esta área hace que sea todo sea verde - como las mejores canchas de Golf de Europa -, con grandes contrastes de cielo azul, nubes algodonosas, praderas verdes, bosque de Coihues, y el turquesa del gran Futaleufú, no puedo dejar de mencionar las tonalidades pastel de sus atardeceres con truchas voladoras bordeando los juncos del Yelcho, son postales que quedarán impresas en mi corazón por toda la vida.

La invitación a conocer Futaleufú, llegó de la mano de Gerardo Ortiz, Manager de Uman Lodge, en coordinación con Sernatur Chile, la logística se armó en muy poco tiempo, el equipo de Patagonic Waters, estaba listo para registrar momentos especiales entre amigos mostrando el potencial de un nuevo destino.

 

Viajamos la primera semana de diciembre, época en que la primavera se hace notar especialmente por brindar el colorido más variado que imágines, una semana de pesca, nada más alentador que vivir nuevas experiencias, conocer rincones soñados y estar en contacto directo con la naturaleza virgen. Nuestro grupo estaba compuesto por la producción general de Uman Lodge, mi compañero de pesca asignado por Gerardo Ortiz, fue José Manuel López G., los guías Jorge Espíndola Pincheira y Juan Lange Bruna, por parte de Patagonic mis compañeros José Lobo (Productor General) y Lucio Margiotta (Editor y Camarógrafo).

A Futaleufú se accede desde Chile llegando a Puerto Montt y luego 35 minutos en avioneta hasta Chaiten, desde allí dos horas y media en camioneta hasta Uman Lodge, la otra opción es llegar por Esquel Argentina, a tan sólo una hora en vehículo y luego de hacer aduana llegamos a Futaleufú. Esta logística de viaje, no es difícil, sólo hay que coordinarla y para esto Uman Lodge es la mejor opción.

Visitamos las siguientes áreas de pesca en Futaleufú:

Laguna del Noroeste: 

A sólo 15 minutos del Lodge en vehículo, llegamos a un puesto donde estaban listos los caballos y así comenzó una simpática cabalgata de una hora, de partida comenzamos subiendo hasta llegar a un mirador fantástico, donde apreciamos La Piedra del Águila, el río Futaleufú y el pueblo que lleva su mismo nombre, luego de tomar un descanso y recrear la vista comenzamos a descender, el sendero apenas se veía en el tupido bosque, cascadas y praderas verdes cada tanto nos hacían sentir en el corazón de la Patagonia verde, el sendero de animales se puso cada ves más estrecho y tuvimos que bajarnos en algunas partes para dar un paso mas seguro, hasta que en un momento los guías Ervin y Heraldo dijeron: ahí esta la laguna… casi sin poder creer el paisaje de ensueños, una pequeña boca que desagua la laguna la veíamos desde unos 15 metros de altura, fondo de helechos y cantidades de truchas arcoiris comiendo tanto ninfas como secas, un espectáculo de la naturaleza a nuestro alcance, de inmediato bajamos y ya estaban esperándonos los guías de pesca y botes listos para comenzar un maravilloso día.

La laguna es estrecha por del sector que llegamos, pero luego se hace muy grande, siempre rodeada de bosque y juncos por sus orillas, divisamos de inmediato muchas truchas alimentándose principalmente de Odonatos, Damsel Fly y Dragon Fly - a estos últimos, en Chile se les llama comúnmente “matapiojos” -, en sus diferentes estados, esto debido a la forma agresiva como las truchas tomaban su alimento – por eso es bueno tener nociones básicas de entomología acuática, ya que nos ayuda a identificar de qué se está alimentando un pez sólo por su comportamiento al momento de alimentarse-. Otras en menor grado estaban comiendo pequeñas efímeras, caddis y scud.

La pesca la realizamos embarcado, yo preferí línea de flote y José Manuel de hundimiento, la técnica que nos sugirieron los guías fue “castear” hacia las orillas muy próximo a los juncos o totoras y recuperar suavemente con pequeños tirones espaciados – ya que principalmente estábamos imitando ninfas de Odonatos-, luego del medio día con el sol muy arriba, la actividad cayo y sólo se veían algunos pocos rises, por lo que decidimos cambiar la configuración del leader, colocando una Fat Albert y por debajo una pequeña ninfa a no mas de 30 centímetros, este tandem me lo armo Juan Lange nuestro guía para ese día, el cambio fue muy favorable y dio muchos resultados ya que sólo esperábamos ver un rise de una trucha comer y tratar de llegar con la mosca lo mas aproximado al movimiento del agua y al momento mi mosca seca la que oficiaba de indicador de pique se hundía, un linda trucha arcoiris prendida de la ninfa tironeaba sin parar… interesante técnica a emplear cuando están muy ariscas por luz del medio día u otros motivos. 

Aquí hay otro ejemplo, de que el guía supo leer y entender lo que estaban comiendo las truchas en ese momento, ya que normalmente cuando uno ve truchas subir – rise – asume que se están alimentando de insectos adultos – entomológicamente hablando -, es decir, pongamos seca. Pero aquí las truchas se estaban alimentando en la línea de comida que estaba justo bajo la superficie, sin este dato, hubiésemos probado toda nuestra caja de moscas secas con muy malos o casi nulos resultados.

José Manuel pesco muy bien con líneas de hundimiento y ninfas grandes del tipo dragón fly y algunas Woolly Bugger, luego de almuerzo el festín tocaba en la boca de salida de la laguna, justamente donde hablamos visto tantas truchas desde lo alto, ya marcadas sabíamos donde ubicarlas, aun que no continuaban alimentándose en superficie, mi técnica fue línea de flote e indicador de pique y una ninfa Benito Massarta en anzuelo #12, podría decir que no alcanzaba a derivar un metro que ya había un pique mas fuerte que otro, el río de salida es caudaloso aunque no muy grande y sus truchas arcoiris extremadamente fuertes en su pelea, nos divertimos mucho. 

Llegadas las 6 pm, Juan nuestro guía, nos advirtió que sólo podíamos pescar una trucha más ya que debíamos regresar, una hora de cabalgata nos esperaba… esta fue mi primera pesca en Futaleufú, agradecido por tan bellos paisajes, por tan buena pesca con un almuerzo preparado en el lugar, el menú fue carne de lomo con papas en papel aluminio y ensaladas, y frutas de postre, más no podíamos pedir!

Por la noche, llegamos al lodge y una cena más rica que otra nos esperaba, aun que se esperaba de un Lodge de estas características, pero no siempre sucede que todo funcione de maravillas, sin irme de este punto ya que el servicio fue destacado, quisiera mencionar que fue muy grata la sorpresa al regresar a mi habitación - la numero 3 se las recomiendo por su vista al rio Futaleufú - , luego de haber charlado y compartido los últimos tragos en la terraza, decidí regresar a mi habitación para descansar, fue muy grata la sorpresa al ver que mi habitación tenía cambios sustanciales, la cama había sido prolijamente abierta, pantuflas a los pies, el TV fue girado como si estuviese listo para encenderlo y finalmente una nota que indicaba el clima del día siguiente, este contenía  la temperatura mínima y máxima, detalle aun que parezca sólo un cariño o un lujo, es vital para preparar la ropa que usaremos, y para finalizar la historia... en la almohada había un chocolate… quiero decirles que disfrute cada noche que fui a mi habitación esperando este detalle de cariño. 

Los desayunos, muy temprano por la mañana, 8 am ya estábamos alimentándonos para un largo día de pesca, digo largo ya que en la Patagonia en los meses de verano el sol casi llega hasta las 10 de la noche, lo cual si queremos esperar el atardecer en el río sentiremos un cansancio extremo.  

Dentro de los destinos que visitamos estuvo obviamente el río Futaleufú en la zona de la frontera, una flotaba de día entero, muy especial ya que la actividad era constante, mi equipo lo conforme con una caña para línea #5 Orvis  Recon, de 9 pies, una caña versátil y de buena presentación para mi propósito mayoritario del día,  pescar con moscas secas siguiendo las eclosiones del momento, aun que también utilice con la misma línea de flote algunos streamers de conejo, casteando bajo los árboles y sacándolos rápidamente, las mejores marrones que obtuve se lanzaron a la mosca de esta manera, pero no era mi mayor objetivo así es que cuando nuestro guía para esta ocasión, el conocido Jorge Espíndola de Fly George Adventure me indico que ya venia el tramos en que veríamos truchas comer arriba, modifique el leader por uno mas largo y finalizado en 5X para colocar una Spent Partridge Caddis en anzuelos # 20 y # 22 que fue lo que mejor resultado dio, solo debíamos reconocer la silueta de la trucha mientras avanzaba en la recolección de insectos y ser capaces de castear treinta centímetros por delante de ella de forma suave, esto era un pique casi cantado, aun que si no fuera por el "casi"… jajaja hubiésemos pescado unas cien truchas mas… pero esto es otro cuento de pescador… no siempre podemos pescar todas las que queremos, aun que los casteos no demandaban dificultad debido a que el guía nos dejaba en posición muy cerca de las truchas, por suerte!

 Thunder demon doble anzuelo

También visitamos el Lago Yelcho, este sitio si estaba en mi mente como un gran lugar de pesca, esta vez tenia la oportunidad de conocer su belleza y pesca, por lo tanto, estar ahí era mágico, mas aun que el clima nos premiaba con sol, y una brisa muy suave, la que pensé era así sólo por ser temprano en la mañana pero que difícilmente se mantuviese esa calma, escuche historias de viento y lluvia en este sitio muy fuertes, al punto de dejar de pescar, no era el caso de esta oportunidad ya que corrimos con otra suerte, todo estaba en calma, al llegar nuestro guia “Fly” nos dijo, hoy va ser un gran día, no habrá viento podremos ver truchas comer por todo el lago… que recibimiento pensé, aun que me quede con la duda y pregunte a Fly Geroge, como sabes que no habrá viento mas tarde?, y el sonriendo me dijo, por que me lo dijo la anciana que nos da paso para llegar a orillas del lago, ahí comprendí que muy difícilmente ese pronostico tuviera variación… los pobladores conocen lo que pasará con el clima sin necesidad de recurrir a internet, donde la gran mayoría de las veces y por algún motivo se “modifica” a ultimo momento.

Partimos hacia la boca del río recorriendo algunos juncales, los rises y splash de las truchas al caer mientras acrobáticamente volaban en busca de interceptar a los dragón fly fue la música que mas amamos ese día, casi para donde miráramos había algún movimiento en el agua, mi equipo de pesca lo conforme por una caña para línea #6 Orvis modelo Recon de 9 pies, la misma que uso para dorados, línea de flote y solo cambiaba los leaders según las moscas a utilizar, menciono esto ya que por momentos solo eran moscas de foam medianas, tipo Fat Albert y a veces eran imitaciones de libélulas muy grandes, con foam y pelo de ciervo a modos de alas. Aunque vi algo que llamo mi atención, Juan Manuel, pesco una muy buena arcoiris, le preste ayuda para sacarle la mosca y pude observar que de su boca salían Puyenes o "Puyes" como los llaman en Chile, estos son peces nativos forrajeros, muy delgados de aspecto similar a un cornalito, casi transparente y con una línea marcada entre oscura y verdosa en el lomo, estos se mueven en cardúmenes y las truchas se desesperan por comerlos, tal fue el caso que se veían saltar por cantidad y detrás las truchas cazándolos.

Sobre el medio día llego la hora de nuestro almuerzo y descanso, puse una mosca que me regalara el gran atador Ruben Martin, actualmente en Villa la Angostura, me dio unos modelos de pejerreyes para el río Limay Medio, y decidí usar una de estas ya que vi este frenesí de truchas cazando, cambie el leader por un 2X, la decisión fue hacerlo mas resistente que el que tenía ya que además de haber visto truchas superiores al kilo y medio atacando, Fly, el guía, nos dijo prepárense que los voy a llevar a la "Laguna Negra"  donde viven truchas muy fuertes... evidentemente conoce mucho este lugar, ya que vi las truchas Farios mas bonitas que hayan visto, esto era condimento especial para dejar mi equipo listo, ni bien entramos al sector de la Laguna Negra, pudimos observar que el fondo era oscuro, aunque el agua era muy clara como en todo el lago, habían helechos y juncos por todos lados, de muy poca profundidad, casi podría arriesgar que no superaba los dos metros en las partes profundas y la mayoría del tiempo pescamos en un metro de agua, el primer tiro lo hice donde Fly me indico y todos vimos como tres truchas marrones salieron a la vez para atacar la mosca que imitaba un Puye, una de las truchas fue la ganadora, pescamos varias y todas con la misma mosca, José Manuel, con otros modelos de streamers logro una hermosa fario de puntos rojos, un día completo y lleno de emoción.

El Pozon de los Reyes, uno de los lugares mas increíbles que visitamos, llegamos por la mañana con Juan Lange nuestro guía asignado para este día, quiero destacar como fueron asignados los guías dependiendo del ambiente y el estilo de pesca a realizarse, si bien tanto Fly Geroge como Juan Lange son muy conocedores y manejan todos los tipos de pesca, ambos se apasionan por un estilo diferente por lo que los voy dividir y mencionar según sus gustos particulares, Fly Georges Espíndola, es un apasionado de las grandes Farios, conoce muy bien donde viven y sus costumbres de alimentación como también todas sus mañas, por lo que prefiere un estilo de pesca mas pesada o con streamers, se notaba su energía cuando el streamers entraba y derivaba como el lo quería, por el contrario la pasión de Juanito Lange es detectar truchas comiendo en superficie, armar leaders de mas de 10 pies y terminarlos ojalá en mas de 5X utilizado patrones de moscas muy específicos según la eclosión o alimentación de las truchas en ese momento, esto hace un equipo perfecto para un lodge, me sentí muy a gusto con ambos y aprendiendo muchísimo, aprovecho para agradecerles especialmente la paciencia y dedicación que nos brindaron estos queridos guías.


Retomando la idea del Pozon de los Reyes, podríamos haber pasado el día entero ahí, es un gran remolino con diversas corrientes y lleno de truchas surfeando en la búsqueda de alimento, no falto la marrón gigante que comía truchas de medio kilo y mas también, de repente explotaba el agua y se la podía ver como cazaba truchas en superficie, esta trucha marrón supera los seis kilos… mi compañero intento con grandes moscas pero sin éxito, aun que si tentó muchísimas truchas arcoiris de muy buen tamaño, yo seguí fiel a mi deseo de usar línea de flote, esta vez con una caña para línea #3 Orvis Recon, de 8´6 pies, una delicia total, fue uno de los días mas especiales de pesca ya que grabando el programa Patagonic Waters, no es fácil coordinar el avistaje de una trucha que se mueve erráticamente en la superficie, a esto le sumamos poder castear correctamente y caer frente a la trucha y dejar la mosca quieta hasta que llega y decide o no tomarla, con el agravante que el tamaño de la mosca era tan minúscula que hasta se confunde con los insectos reales… pero tuvimos la suerte de grabar todo, la trucha, el casteo y la suave tomada, mi caña hizo gran trabajo al permitirme clavar sin el tippet y clavar la boca, luego de una fuerte pelea donde salió hasta el backing logramos tomarla y posteriormente liberarla, emocionado la dedique a mi padre Benito Pérez, ya que estoy entrando por las puertas de la pesca fina, y si no hay pique… no importa  es la forma que hoy quiero pescar y puedo confesar que es hermosa, solo debe llegar este momento, de nada sirve forzarlo. 

Siendo casi las 4 pm salimos del Pozon de los Reyes, y esto fue lo que mencione que es casi increíble, podríamos haber pescado todo el día en un solo pozo, es un sueño este lugar, comenzamos a flotar río abajo hasta un pozon característico de buenas truchas, puntualmente es la junta del río Futaleufú y Espolón, lugar donde viven muy buenas truchas marrones, y mi compañero José Manuel logro tentar una muy buena marrón que coronó el día de pesca, pues debíamos avanzar ya que a escasos metros a orillas del río, frente al lodge nos esperaba el equipo de cheff de Uman Lodge con dos corderos al asador para cerrar una jornada de pesca increíble, a este momento especial fue agasajado por la música de Acordeón de Don Leute, personaje mágico que nos deleito con sus canciones mientras disfrutábamos en amistad con los guías, equipo de Patagonic Waters y fueron invitados los guasos o gauchos Ervin y Heraldo que colaboraron con la logística de a caballo para que pescáramos en la laguna del Noroeste, también compartimos con el prestigioso fotógrafo y andinista Francisco Bedeschi, Gerardo Ortiz como Manager y anfitrión de Uman Lodge quien cerro la tarde con hermosas palabras para todo los integrantes de una semana inolvidable. 

Las moscas que mas rindieron fueron estas, agradezco la colaboración fotográfica de Juan Lange

Spent partridge caddis mendozaflyshop.comSpent partridge caddis

mendozaflyshop.com  Flash back caddis peacock (pavo real)Flash back caddis peacock (pavo real)

Flash back caddis olive mendozaflyshop.comFlash back caddis olive

Flash back caddis peacock (pavo real)

moscas mendoza fly shop.com uman lodgeGrifiths Gnat #18

moscas mendoza fly shop.com chileThunder demon doble anzuelo

Si estas interesado en acompañarnos a pescar a Futaleufu por favor enviame un comentario aqui y te informare mas sobre el viaje! 

un fuerte abrazo

Pablo Rodrigo Perez

Agradecimientos especiales a:
Uman Lodge
Patagonic Waters
Sernatur 
Turismo Antuhuya

DISEÑOGRÁFICOYCOMUNICACIÓN D.G.ELEONORALILLOY | ELEONORALILLOY@GMAIL.COM